_____________________________

_____________________________

miércoles, 30 de septiembre de 2015

Pobladura septiembre de 2015

Hacia bastante que no escribía acerca de triales y salidas, y en esta ocasión lo hago acerca de una fantástica quedada trialera de fin de semana extendido que hemos hecho el grupo de amigos del TR11. El plan era fabuloso, repitiendo el esquema del año pasado; salida el viernes por la mañana y vuelta el domingo. El viernes antes de comer ya te da tiempo a dar una vuelta por los parajes de Pobladura de Regueras, localidad que hace honor a su apellido por el innumerable número de regatos y riachuelos que surcan los preciosos valles de los Montes de León. Y cada riachuelo, cada reguera ofrece la posibilidad de múltiples zonas de trial en agua, pues aunque no van muy cargados en esta época del año y se agradece, están permanentemente con agua.


Este año, el sábado por la tarde, descubrimos un nuevo camino forestal ancho y aburrido para el trial, pero que conduce en muchas senderas que derivan de él hacia las riberas del rio Fresno hasta el pueblo de Espina de Tremor. Los parajes son preciosos y las posibles zonas casi infinitas de tierra, hierba, piedra y agua.

Un aperitivo



La otra parte destacable de hacer una escapada a Pobladura es la del comercio,..y el bebercio. No tiene límites lo bien que se come y lo bien que nos tratan en el bar Mary Paz y en el bar Paddock. La pena que sea incompatible con la moto sobre todo lo segundo, pero sólo el hecho de llegar en moto de trial a cualquiera de los dos bares, aparcarla, bajarte y tomarte una cerveza casi con el casco puesto, no tiene precio.

Bar de Mari-Paz, memorables mejillones en salsa y chuletones
Bar del Paddock, regentado por Gundo

 

Ruta a la ribera del río Fresno, preciosa.


Pero sin lugar a dudas lo mejor de Pobladura, o de cualquier otro sitio de escapadas es ir con los amigos. Cualquier zona, paso complicado, caída en riachuelo o incluso en el bar, es recordada siempre y durante muchos otros fines de semana. ¡Que bien lo pasamos! 

Parte del TR11 con los amigos de Pobladura
Llegando al bar Mari-paz. Esta foto es del 2014.


No estamos cantando





2 comentarios:

Julian de Cabo dijo...

Mucha cara de aburrimiento no lleváis, la verdad. Y es que el trial es como el sexo, que decía Woody Allen: mucho más divertido si se practica acompañado.

Miguel Osuna dijo...

Que pena que en mi pueblo no aiga aficionados al trial ,yo cuando salgo voy siempre solo